Definición de Streaming

Cuando alguien me hace la pregunta ¿Qué es un streaming y como funciona? hay que ser consciente que muchos de los conceptos informáticos que se manejan aquí son complejos y hay que empezar por el principio.

Un Streaming o directo lo podemos definir como un envío de vídeo desde un punto a otro o a varios a la vez. El esquema en el que enviamos vídeo de un punto A  a un punto B, C, D… etc, queda un poco ambigua ya que para hacer envíos difusión hay que tener un intermediario para “servir” nuestro vídeo que pueda soportar todas estas peticiones.

Os dejo un vídeo donde explico cómo funciona un streaming de forma más exhaustiva.

 

EL SERVIDOR

Para entender cómo funciona un streaming hay que tener claro qué tipo de emisión queremos realizar. Si queremos emitir a un solo punto, es decir de A a B o si queremos que lo vean muchos espectadores.

A nosotros lo que nos interesa es que nos vea cuanta más gente mejor ya que nuestra tarea es esa precisamente. Difundir un mensaje lo más posible y que sea haga ameno y divertido. Pues para ello usamos un servidor que se encarga de “servir” nuestra señal a todos los espectadores que la soliciten. Hay que tener en cuenta que para emitir a mucha gente no podríamos hacerlo desde nuestra conexión de casa y eso te lo explico con otro pequeño cálculo de servilleta.:

Supongamos que un valiente quiere emitir desde su casa con una conexión de internet de 100Mbps y queremos codificar con una calidad de 1,5 Mbps dividimos 100 entre 1,5 y nos sale que podríamos ofrecer señal a tan solo 66 personas de forma simultánea pero no estaríamos exentos que más de uno de estos usuarios no pudiera ver la totalidad del streaming según picos en la conexión. Esto no nos valdría para emisiones de gran difusión.

Los servidores de vídeo profesionales están hechos para soportar muchas conexiones simultaneas siendo estos escalables por lo que cuando más se conectan se van activando más servidores para acoger toda la demanda.

Actualmente hay muchas opciones tanto gratuitas como YouTube, Twicht, Vimeo y otros muchos que ofrecen ancho de banda y almacenamiento de tus vídeos bajo demanda. Obviamente el negocio de estas compañías consiste en el tráfico y los visionados para aprovechar la publicidad y ganar dinero con ella. Como este negocio es ya muy lucrativo las leyes actualmente se han hecho mucho más restrictivas para estas empresas que ahora son responsables del contenido que suben sus afiliados. Por esa razón hay algoritmos que detectan los contenidos que son de otros autores y así evitar el robo de propiedad intelectual.

En mi caso yo tuve la mala suerte de experimentar la ira de ese algoritmo en un evento en directo. Nuestro patrocinador nos envió unos anuncios con melodías propias pero al emitir en otro canal y ser localizado por el robot de YouTube este nos cortó la emisión para algunos países aun teniendo todo el derecho de emisión de los contenidos cedidos por el cliente.

Existen otras opciones, en estas la empresa que lo gestiona no se lucran de ninguna otra forma que con el pago del servicio. El cliente o emisor debe tener la licencia de emisión de los contenidos para poder emitir. Este es un servicio que se usa mucho para cadenas de televisión que necesitan de sistemas 24/7 y que sean lo más sencillos posibles tanto de configurar como de utilizar.

Tengo que decir que soy distribuidor de una empresa que ofrece servicio streaming a través de internet. Antes estaba más metido en el sector televisivo y ofrecía este servicio a varias cadenas de televisión. Yo además también lo uso para mis eventos ya que es muy sencillo de manejar y en la mayoría de mis eventos los contenidos son de libre uso.

En este enlace podréis consultar más información sobre los SERVICIOS STREAMING

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *