En estos años de trabajo en el sector audiovisual me he topado con muchos retos a todos los niveles. Desde retos creativos, empresariales, conflictos entre otros profesionales, raro cuando no los hay, y un largo etcétera.

Pero sobre todo el mayor reto para un profesional es la evolución técnica y personalizar sus servicios a cada cliente. Esto conlleva un aprendizaje y continua renovación para innovar y presentar un producto eficaz, vistoso y profesional.

AUTOMATIZACIÓN

Todos hemos oído hablar sobre los robots y la automatización como una amenaza para el trabajo. Dicen que destruirá muchos puestos pero en mi opinión no será así, beneficiará a mucha gente que no tenga miedo de aprovechar lo que esta automatización puede dar y por otra parte estos sistemas necesitarán de un mantenimiento, diseñadores, consultores, y una larga lista de expertos en la materia.

Al igual que desaparecieron los caravaneros debido a la aparición de los camiones desaparecerán muchos trabajos pero por cada puesto que se destruya aparecerán otros nuevos equivalentes en el que reubicar a los trabajadores.

Pienso que el futuro del empleo en este mundo globalizado pasa por dar herramientas para la resolución de problemas lógicos a los futuros trabajadores desde bien temprano. En algunos institutos ya se imparte programación y comprensión de algoritmos de una manera leve y poco a poco el nivel irá subiendo.

PROGRAMACIÓN EN EL SECTOR AUDIOVISUAL

La programación en nuestro sector no es algo nuevo. Desde hace años que la necesidad de soluciones baratas ha hecho que nuestro ingenio pase por crear scripts, macros y otras herramientas para editar, convertir y procesar vídeo. Pero cuando hablamos de eventos en directo la cosa cambia de sobremanera. Aquí no hay margen de error y como cualquier buen profesional debe saber a ciencia cierta lo que está tocando.

Un día me llama un cliente y quiere hacer una retransmisión en la que además podamos mandar vídeo a varias pantallas y proyectores. Cada una grupo de pantallas tiene un contenido concreto y los proyectores también. Todo debe ser operado de una forma centralizada y coordinada con el ritmo de evento. Estaba claro que aquí no vale usar un ordenador con una tarjeta de vídeo que lleve varias salidas ya que al sobrecargarla habrá un problema de refresco que se verá en la pantalla con una especie de corte. Debemos recurrir a tarjetas dedicadas con salidas estándar.

playout

playout

Pues la solución fue montar un playout de vídeo con varias tarjetas Blackmagic. Usando un software libre con licencia GNU, CasparCG, y unas cuantas horas de leer foros y programar líneas y líneas alcanzamos un nivel tanto de automatización como de fiabilidad solo alcanzables con software de pago muy caro.

La verdad que fueron bastantes horas las que necesité para conseguir que el sistema fuera estable, probar con varias distribuciones de linux y versiones de windows. Problemas con los drivers de las tarjetas que hacían que el sonido se desfasara y un sin fin de problemas que pude solucionar con horas de trabajo que al final han valido su fruto.

TOMAR LA DECISIÓN

IMG_2051Pero hay un momento de inflexión en el que piensas: ¿Y si yo creo mi propia aplicación a partir del código público de este software?. Realmente son todo ventajas, tu propio software exclusivo, cubre todas tus necesidades y además puedes modificarlo cuando quieras.

Básicamente se trata de crear una interfaz propia que pueda controlar tus equipos, tu mixer de vídeo, el playout, el encoder y todo lo que sea controlable a través de MIDI, OSC o DMX, hasta bajar y subir el telón de un teatro. Todo a través de un ordenador.

A partir de ahí los usos pueden ser muchos, como crear un sistema para que mientras tu estés realizando otro operador se encargue de introducir estadísticas en un gráfico, conectar las redes sociales en el sistema, interactuar con los fans de un canal de YouTube con una API y mucho más. Las posibilidades son infinitas y todas muy interesantes.

Por eso mi decisión fue empezar a estudiar programación que me está haciendo descubrir un mundo nuevo. En el proceso de aprender vamos cogiendo herramientas muy útiles que te ayudan a resolver otros problemas como son los scripts complejos del shell que te ayudan a realizar tareas repetitivas y automáticas, en este tiempo he aprendido como buscar nuevos recursos libres que pueden hacer mi trabajo más dinámico fácil.

CONCLUSIONES

Si eres profesional con años de experiencia en el sector audiovisual puedes renovarte aprendiendo por lo menos un nivel más de informática siempre aplicada a solucionar tus problemas. Los mejor para empezar es buscar en foros y descubrir otros flujos de trabajos que sean accesibles dentro nuestros límites. Si empiezas ahora y eres joven no te cortes tírate a la piscina y aprende a programar, siempre puedes compatibilizar tus estudios audiovisuales con la informática ya que van muy de la mano.

Por mi experiencia los lenguajes de programación más interesantes son C##, Java y LUA. Una vez aprendes a programar en un lenguaje, el resto es solo una pequeña adaptación en la sintaxis.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *