Hace unos años un evento en directo era una tarea muy ardua y costosa. Enlaces satélite, cámaras broadcast, mezcladores de vídeo pero sobre todo detrás de todo este equipo caro un despliegue humano tremendo. La verdad que hoy día sigue siendo muy parecido cuando quieres llegar a un estándar de calidades HD ó 4K. Las tecnologías han avanzado mucho y hace la vida de estos técnicos mucho más fácil y el trabajo se convierte en algo más llevadero.

Atrás queda la era analógica en la televisión para establecerse un estándar digital moderno capaz de llegar a calidades tremendas que escala con cada nuevo avance en la informática y la electrónica basada en ceros y unos.

Pero… ¿qué hace realmente un broadcaster?, la traducción literal es de locutor o presentador de televisión o radio. Pero cada vez más se está aplicando a la persona que dirige solo o con ayuda de otros un evento en directo. La traducción de broadcast es emisión y el sufijo er nos da a entender que es una persona que emite con un halo técnico en referencia a la televisión o la radio.

Un broadcaster puede usar equipos muy sencillo o muy complejos dependiendo de cada trabajo. Empresas como LiveStream o YouTube intentan relacionar este término con un técnico que con unos medios limitados es capaz de emitir en directo un evento aún siendo bastante complejo. Puede ir desde un operador con una cámara conectada a un pequeño encoder, un realizador con un pequeño mixer u ordenador con software dedicado al streaming que permita mezclar varias señales de cámara.

El nuevo concepto empieza a estar claro. Broadcaster, una o dos personas que son capaz emitir en directo un evento con buenas calidades ya sea para internet o para televisión con equipos reducidos pero no por ello limitados.

Pueden haber muchos niveles, yo he experimentado en varios de estos niveles para mejorar en mi trabajo, a continuación vamos a enumerar algunos de ellos.

iPads y teléfonos

Por ahora no es una forma profesional de trabajar en el sector de los directo. Las tablets y los teléfonos están muy bien para acceder a páginas de configuración de equipos broadcast como pueden ser el ATEM, PC’s con vMix y otro hardware dedicado. Pero hay una corriente entre los broadcasters que empiezan cada vez más fuerte en la que el propio iPad acaba haciendo todo el trabajo de mezclador de vídeo, encoder, grabador, tituladora y otras opciones varias. En mi opinión no es una forma segura de realizar un streaming ya que depende por completo de una tablet que en casi todo momento va al borde de su capacidad de proceso en el caso que codifiques y grabes a la vez. Por otro lado hay que decir que la forma de ingestar el vídeo a la tablet es a través del wifi y esto también puede ser un problema.

Pero hay una cosa clara, las tecnologias avanzan muy rápido y es muy posible que veamos en poco tiempo tablets con unas prestaciones similares a un ordenador o superiores que soporten el peso de estos procesos y aún le sobre.

Streaming móvil a una cámara

Este concepto sería equivalente a la unidad de televisión ENG que iba con una furgoneta con una parabólica gigante adosada al techo que envía las imágenes a la sede de la cadena. Esta sería la forma más barata y sencilla de realizar esa función. Hay que tener en cuenta que las conexiones 4G han avanzado muchísimo en estos últimos años y nos permiten hacer envíos de vídeo con bastante fluidez. Otro factor añadido es la capacidad de los nuevos encoders de enviar vídeo con tasas de transferencia mínimos rondando los 950Kbps hasta los 2 Mbps gracias al codec H264. Consiguiendo así las mismas calidades o parecidas que se conseguian con el codec mpeg2 con tasas de transferencias entre 4 y 8 Mbps. Con conexiones 4G que rondan los 50Mbps de subida, estas tasas de transferencia no son un problema por lo que veo mucho futuro en este sistema.

La fotografía que vemos a la derecha corresponde a la primera prueba que hicimos hace ya 4 años para ver si era viable. Mientras que mi compeñaera conducía yo iba emitiendo vídeo a un servidor. Mientras tanto un compañero fue siguiendo todo el recorrido desde Madrid en directo con un retardo de 30 a 40 segundos.

A partir de ahí se abrió una nueva forma de hacer streaming ya que podíamos desplazar una cámara desde el punto principal del evento aunque fuera a kilómetros. Por otra parte muchos clientes solo quieren una emisión en directo sencilla a una cámara sin realización ni grafísmos. Esto supone una solución interesante para aquellos que quieren reducir costes y da mucha sencillez de ejecución en el evento.

Un PC para todo

También podemos realizar un streaming de una forma fácil y sencilla con un portátil, una captura de vídeo con doble entrada y un par de cámaras. Aúnque supera con creces a la tablet sigue siendo muy arriesgado realizar con un solo módulo que se encarga de todo. Pero es una alternativa muy viable. Hoy día hay programas con Wirecast, vMix, OpenBroadcaster y un sin fin más que nos permite gestionar varias fuentes de vídeo ya vengan de capturadoras de vídeo como de capturas de ventanas o pantallas de programas que se estén ejecutando. Este sistema viene muy bien para emitir tutoriales y muy centrado a la formación.

En mi caso yo me monté un PC para realizar varias cosas, desde playout hasta maquina de render. Entre las posibilidades que doté a este monstruo fue la de poder realizar a varias cámaras por entradas HD-SDI. Con un procesador i7 aguanta muy bien la carga de proceso y los buses van deshaogados en cuanto a flujo de datos pero en mi opinión es un riesgo que el ordenador se cuelgue en mitad del evento y tengas que reiniciar.

Realización de televisión completa

Luego viene el equipo completo pero decir completo es muy arriesgado ya que nunca está completo. En la fotografía vemos parte del equipo que estoy usando para retransmitir los torneos de Padel.

Este es un equipo modular compuesto de un mixer, un portátil, un encoder, un grabador, la red y los diversos equipos de control como el custom key que estoy usando son solo una pequeña parte. Este sistema lo hace escalable y nos permite añadir más operadores a la realización. Esto me permite contratar los servicios de un operador que se dedique a lanzar los vídeos y la publicidad, otro que se encargue de las repeticiones y otra persona del sonido. Esto rompe un poco el concepto de broadcaster en que una sola persona hacía todo pero la verdad hay que oponerse a esto y subir un poco más el precio para que venga por lo menos un segundo operador. Por varias razones, empezando porque el realizador deber estar descansado para poder realizar y después de un montaje de varias horas la atención y la velocidad de reacción se ve mermada por el cansacio. Cuatro ojos ven mejor que dos y muchos detalles después de montar se nos escapan. Y la última razón, todos tenemos derecho a trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *