TOP SOPORTE DE VÍDEO

Hace tiempo que ando explorando por YouTube y me doy cuenta que el contenido más visualizado y por así decirlo endémico de esta plataforma es el ranking ya que sirve para cualquier tema. Así que me dije que yo no podía ser menos y hoy os presento un ranking sobre los soportes de grabación de vídeo. Obviamente me centraré en los soportes profesionales pero también haré alguna mención a los domésticos.

PELÍCULA DE CINE

La grabación y el visionado de imágenes en movimiento como lo entendemos hoy día data del año 1889 en el que empezó la comercialización y la fabricación de la película de celuloide por la empresa Eastman Kodak y poco tiempo después otra empresa llamada American Blair se posicionó como su competencia.

Por aquel entonces esta película en blanco y negro eran ortocromáticas, es decir, sensibles a todos los colores menos al rojo. Los rollos de película se vendían en medidas de 65 pies los de Eastman y 75 pies los de Blair. Con el tiempo las exigencias de los cineastas se fueron haciendo mayores llegando a crear rollos de hasta 1000 pies incluso más.

La película de cine se compone de un soporte de material flexible sobre el que se aplica una emulsión fotosensible. Para el soporte se empezó usando el nitrato de celulosa que acabó siendo sustituido con el tiempo por un poliéster de terefta-lato de polietileno que daba más resistencia y seguridad a la película.

La emulsión consiste en unos granos de haluros de plata suspendidos en una solución gelatinosa. En las películas de color tenemos tres capas de haluro de playa que se encargaban de registrar los colores por separado.

La edición para estos formatos consistía en empalmar trozos de película de forma manual con una máquina llamada empalmadora. Esta usa un celo especial que no se deforma ni se dilata con el calor.

Hay diferentes formatos según su tamaño

El 35 mm es la medida más extendida y que aún se utiliza para las grandes pantallas de cine. Este formato el mismo que se usa en fotografía con la diferencia que en cine se registran de forma vertical y en fotografía se hace de forma horizontal. Esto hace que en cine el tamaño de la imagen sea algo menor.

La película de 70 milímetros es un formato muy especial debido a su gran calidad de imagen y resolución. Para la filmación se usa un tamaño de 65mm y para la proyección llegamos a los 70 debido a la adición de la pista de audio. Realmente la mejora de calidad que supone no compensa para nada los caros equipos de grabación y los proyectores especiales que requiere. Ya que nuestro ojo no es capaz de apreciar ese salto de resolución a la distancia que vamos a estar de la pantalla. Por lo que actualmente este formato está solo destinado a proyecciones muy especiales como IMAX, Omnimax, acontecimientos especiales y grandes producciones.

El 16 milímetros ha sido un formato usado para los cineastas que estaban empezando o con pocos recursos. Además se usó mucho para la toma de imágenes para noticias fuera de los estudios ya que era un sistema más cómodo y ligero que los grandes equipos de vídeo analógico.

A niveles domésticos existían dos formatos el 8mm y el 9,5mm muy utilizados por aficionados y a las escuelas de cine debido a su menor costo a la hora del revelado. En ocasiones se podía cortar una película de 16mm y así obtener dos rollos de 8mm.

VIDEO ANALÓGICO

Esta tecnología se basa en usar un material fotosensible que detecta la intensidad de la luz, ésta información se transforma en señales electromagnéticas que a su vez se registran en una cinta concebida para este uso.

No me voy a extender en características técnicas ya que haría que este vídeo fuera demasiado aburrido y no quiero eso. Solo decir que la información que que se guarda en estos soportes son el nivel de la luz y el tono de color por cada punto de la imágen.

La edición para este formato es completamente lineal teniendo que pasar por todos los fotogramas hasta llegar al punto que queramos. Por supuesto necesitaremos de dos magnetoscopios para ir grabando de uno a otro. Cuando yo me compré mi primera cámara VHS-C lo que hacía era conectar la cámara al grabador de vídeo que teníamos en el salón y así montábamos nuestras producciones familiares. Cuando estudié imagen y sonido en mis tiempos mozos usábamos complejas consolas para controlar dos magnetos cómo reproductores y un tercero como grabador.

Los estándares de codificación de la señal analógica son tres el PAL, NTSC y el SECAM. Estos sistemas son empleados según la zona geográfica por las exigencias de cada país y sus necesidades.

De 1930 a 1932 los ingenieros Fritz Schröter y Randall Ballard desarrollaron de forma independiente el sistema de exploración entrelazada que elimina el parpadeo de las imágenes cuando son reproducidas. Este sistema consiste en generar dos fotogramas por cada fotograma escaneado mostrando primero un cuadro formado por las líneas pares y otro por las líneas impares. Esto contribuyó a reducir el ancho de banda necesario para su transmisión por las ondas hertzianas y posterior registro en soportes de cinta, además daba a las imágenes un movimiento mucho más fluido llamado hiperrealista.

A continuación vamos a enumerar varios de los sistemas de registro analógicos más conocidos, empezamos…

El VHS, por sus siglas inglés Video Home System algo así como “Sistema de vídeo casero” fue el sistema más extendido para la grabación y reproducción de vídeo para uso doméstico.

Desarrollado por JVC en 1970 y lanzado en 1976 compitió con dos formatos rivales, el Betamax y el Video 2000. Al final ganó la batalla por una mejor estrategia de comercialización y ciertas alianzas con distribuidores como Paramount o Disney además de la exclusividad de la distribución en este formato de las películas pornográficas en EE.UU.

Este sistema por supuesto no era profesional pero tenía que hablar de él por que ha sido el formato de vídeo por excelencia. Hablando en términos digitales la resolución de una cinta VHS es de 300×360 pixels aproximadamente por eso más que un sistema de registro profesional se convirtió en un estándar de reproducción casero.

Luego vinieron otras variantes de este mismo formato como el Super VHS que llegaba a unos 560 pixels de ancho. Con esta calidad ya se acercaba bastante al DVD y además era mucho más agradecido a la hora de la edición y la generación de efectos especiales. Este formato llegó a funcionar en el ámbito profesional de forma tímida ya que al poco tiempo irrumpieron los formatos digitales para ámbito profesional.

El formato Hi8 fue un sistema de grabación introducido por Sony que tenía una calidad similar a la del Super VHS. Llegando a una resolución, en términos digitales de 560×480 pixels. No llegó a ser un formato profesional pero al tener algo más de calidad se llegaron a realizar pequeñas producciones como documentales y películas de bajo presupuesto como por ejemplo “El proyecto de la bruja de blair”.

El U-MATIC Creado en 1969, este fué el primer sistema de grabación analógica en cintas de cassette que se comercializó. Muy utilizado en canales de noticias y televisión durante muchos años hasta que llegó el Betacam en 1983. Con una resolución de 333 líneas tenía una calidad muy similar a las cintas VHS.

Cuando hablamos de BETACAM se podría decir que es el sistema analógico profesional por excelencia adoptado como estándar en las cadenas de televisión. Este formato creado por Sony en 1975 graba una señal de vídeo por componentes separando las señales de luminancia y crominancia por separado. Esto hacía que le diera una muy buena calidad para televisión y además tenía una resolución de 300 líneas verticales.

Luego llegaron otras variantes como BETACAM SP que aumentaba a 340 líneas verticales y 2 pistas de audio AFM convirtiéndose este y su antecesor en los estándares para la televisión y el registro ENG.

VÍDEO DIGITAL se podría definir como la transformación de imágenes en movimiento en forma de datos digitales. A diferencia de los sistemas analógicos que los impulsos eléctricos se grababan en una cinta lo que se hace de esta forma es grabar información numérica de cada pixel. Para que nos entendamos lo que guardamos son unos y ceros.

Para no extendernos voy a enumerar varios formatos de grabación destinados al sector profesional. Empezamos.

Como colofón dentro de este mismo formato llegó el BETACAM DIGITAL en el año 1993 que básicamente era un paso adelante hacia la digitalización del sistema y así suplantar al BETACAM y BETACAM SP aunque convivieron durante mucho tiempo.

El BETACAM DIGITAL es considerado el formato digital comprimido con mejor calidad para resolución estándar. Usa el algoritmo DTC con una proporción 2:1 una profundidad de 10 bits y un muestreo de color de 4:2:2 y una tasa de transferencia de 90 Mb/s. Tenía 4 pistas de audio PCM  48 kHz y 20 bits.

El DV fue un formato muy extendido para la grabación que se convirtió en un estándar tanto para la industria de la televisión como para uso doméstico, gracias a los diferentes formatos que se ajustaban a las necesidades de cada sector.

Este formato se dividió en tres formatos

DVC que sería como el formato genérico y usaba dos tipos de cintas las DV y MiniDV. Este formato estaba concebido para definición estándar.

El MiniDV el formato de cinta más extendido de este sistema, fue el orientado para sector doméstico pero que también fue usado por equipos profesionales y semiprofesionales.

Las cintas DV estaban concebidas para el uso profesional por su mayor tamaño y duración de las cintas.

El DVCAM fue la versión de Sony también para definición estándar. También usaba cintas DV y miniDV.

El DVCPRO fue la versión de Panasonic y a diferencia de Sony apostó muy fuerte por este formato con el resultado de varios formatos de resolución estándar, el DVCPRO25, DVCPRO50. Este formato usaba cintas similares a las DV y miniDV además de empezar a implementarse las tarjetas P2.

Hasta ahora estos formatos eran en formato estándar, eso sí, con buenas calidades. Pero a principios de los años 2000 empezaron a desarrollar nuevos formatos para la alta definición como por ejemplo el DVCPRO HD que ya contaba con una frecuencia de muestreo de 4:2:2, 100 Mb/s de tasa de transferencia, 8 bits de profundidad de color y 8 canales de audio.

Por esas mismas fechas una coalición entre Canon, Sharp, Sony y JVC anunciaron un  nuevo formato, el HDV, capaz de almacenar vídeo de alta definición en cintas MiniDV con una resolución de 1440×1080 a 50 fotogramas entrelazados, una tasa de transferencia de 25 Mbit/s y un muestreo de color de 4:2:0. Usaba la codificación MPEG2 y un muestreo de 8 bits.

Para terminar añadiré dos últimos formatos de alta definición para ámbito profesional que para mi son los mejores en alta definición por características que se pueden grabar en cinta. El HDCAM y el HDCAM SR. Me voy a centrar en este último ya que fue la última de las variaciones y que mejores prestaciones tenía incorporadas en su gama de CineAlta. Empezando por un patrón de muestreo de 4:4:4, tenía una tasa de transferencia de 880 Mb/s en su modo HQ y una profundidad de color de 12 bits y 12 canales canales de audio. Con este formato se han grabado la mayoría de series de televisión en los años 2000 en nuestro país gracias a su gran calidad para la post producción, abaratamiento de costes y sobre todo la posibilidad de dar una apariencia cinematográfica.

Los nuevos formatos de grabación ya no usan cintas ni cartuchos propietarios de ninguna marca debido a la estandarización de los soportes de almacenamiento como discos duros SSD, tarjetas de memoria y los nuevos discos duros super rápidos. ¿hacia dónde pensáis que va el futuro de la grabación de vídeo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *